Covid-19: Crean inteligencia artificial que detecta a personas asintomáticas

Las personas infectadas de Covid-19 que son asintomáticas no tienen mayores problemas con su salud y tampoco se le realizan exámenes. Esto los convierte en focos de contagio sin saberlo. Sin embargo, el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) desarrolló una inteligencia artificial que podría generar un punto de quiebre en la detección del virus.

Según detalla la investigación, los asintomáticos podrían llegar a distinguirse por la tos. Se trata de pequeños cambios y matices que no puede detectar un oído humano, pero sí una inteligencia artificial.

El artículo, que fue publicado en el IEEE Journal of Engineering in Medicine and Biology, explica que los investigadores han entrenado una inteligencia artificial con decenas de miles de toses, así como palabras habladas que fueron enviadas voluntariamente.

La I.A ha conseguido detectar con precisión el 98,5% de las toses de las personas que tenían Covid-19, donde se incluye el 100% de las personas asintomáticas.

Las investigaciones con la inteligencia artificial

Todo comenzó en abril. La pandemia se comenzaba a expandir por el resto del mundo y los investigadores del MIT se preguntaron si la inteligencia artificial que detectaba el Alzheimer podría servir con el Coronavirus.

Según detalla el informe, los investigadores se basaron en el hecho de que había una creciente evidencia de que los pacientes infectados experimentaban algunos síntomas neurológicos similares, como un deterioro neuromuscular temporal.

Hasta la fecha de publicación, los expertos han recopilado más de 70 mil grabaciones de toses de toda variedad. Además, se confirmó que al menos 2 mil 500 personas que enviaron voluntariamente su tos eran positivos de Covid-19.

"La implementación efectiva de esta herramienta de diagnóstico grupal podría disminuir la propagación de la pandemia si todos la usan antes de ir a una escuela, a una fábrica o a un restaurante", explicó el coautor Brian Subirana, científico investigador del Laboratorio de identificación automática del MIT.

Fuente: 13.cl